Facebook Twitter Linkedin Youtube
 
"De la cuna a la cuna" NEWSLETTER DE LA FUNDACIÓN PARA LA ECONOMÍA CIRCULAR

LAS AGENCIAS HOLANDESAS ESBOZAN UN SISTEMA DE MEDICIÓN Y SEGUIMIENTO DE LA ECONOMÍA CIRCULAR

Bandera de Holanda
Un nuevo informe de Statistics Netherlands (CBS) -el órgano oficial responsable de las Estadísticas en Holanda-, la Agencia de Evaluación Ambiental de Holanda (PBL) y el Instituto Nacional de Salud Pública y Medio Ambiente (RIVM) esboza un proyecto de sistema de medición y seguimiento para medir el progreso hacia una economía circular.

El informe propone ir más allá del marco de supervisión de la economía circular de la Comisión Europea porque no solo pretende supervisar el uso de materias primas, emisiones de gases de efecto invernadero y residuos evitados por Holanda, sino que también controlará si todas las actividades que deban llevarse a cabo por todos los interesados ​​están programadas en un calendario. Estos últimos se conocen como indicadores del proceso de transición.

El informe es parte del programa gubernamental titulado "Una economía circular en Holanda para el año 2050". Una de las recomendaciones del informe es trabajar hacia un equivalente circular del National Energy Outlook (NEO), combinando un enfoque sobre los efectos en el aquí y ahora, los pasos dados en la transición y una evaluación de las políticas actuales. 

José Potting, uno de los principales autores del informe e investigador senior de política circular de PBL, ha declarado que los indicadores del proceso de transición incluyen indicadores como inversiones, cooperación entre socios de la cadena, la eliminación de reglas restrictivas y el diseño de productos circulares.

En los últimos años, Holanda ha sido uno de los países pioneros de Europa en lo que respecta al reciclado de materiales, con una tasa de reciclado de más del 80% y una alta relación de productividad de materiales (en euros, por kg de material). En el programa gubernamental para una economía circular, el Gobierno holandés presenta formas de avanzar desde esta posición, para lograr una economía circular en la que las materias primas se usen de la manera más inteligente posible. 

Para garantizar un seguimiento adecuado, el objetivo de reducir el consumo de materia prima en un 50% antes de 2030, según lo establecido en el programa gubernamental, necesita de mayor elaboración; pues bien, este informe proporciona dicha elaboración. Por ejemplo, el objetivo de reducir a la mitad el consumo puede vincularse con la urgencia con la que se deben lograr reducciones en el consumo de materias primas específicas, debido a una presión ambiental particularmente alta o una seguridad de suministro limitada. Además, es importante no solo observar los efectos directos en Holanda, sino también identificar los efectos a lo largo de toda la cadena, por medio de la huella.

Supervisar el progreso en la transición hacia una economía circular requiere indicadores tanto para los efectos como para el proceso de transición. Los efectos ya se pueden controlar para el consumo de materia prima, las emisiones de gases de efecto invernadero y el procesamiento de residuos. Según recoge el informe, tras un descenso del 7% durante el período 2010-2014, el volumen de materias primas directas se mantuvo prácticamente estable durante el período 2014-2016. El seguimiento o monitorización de las actividades del programa gubernamental muestra que muchas de las acciones ya iniciadas están relacionadas con el reciclado y el procesamiento de residuos, el desarrollo de instrumentos y la formación de redes. Se ha prestado mucha menos atención a la prevención, la reutilización y la reparación. 

No todos los indicadores propuestos en este sistema de monitoreo ya se pueden medir; hay muy poca información sobre el proceso de transición. El sistema de supervisión deberá desarrollarse aún más en los próximos años, también a la vista de los indicadores medibles para la implementación de las agendas de transición en biomasa y alimentos, construcción, bienes de consumo, plásticos y la industria manufacturera. El sistema de supervisión o seguimiento debe ser visto como un modelo de crecimiento, que se desarrollará en colaboración con las partes involucradas en estas agendas de transición, así como con otras instituciones de conocimiento holandesas. Según el informe, esto posiblemente resultará en un equivalente circular del National Energy Outlook.

La investigación ha demostrado que una economía circular podría impulsar la economía de Holanda en más de 7 billones de euros y crear 54.000 empleos para 2023.