Facebook Twitter Linkedin Youtube
 
"De la Cuna a la cuna" NEWSLETTER DE LA FUNDACIÓN PARA LA ECONOMÍA CIRCULAR

ESCOCIA DESTACA COMO UNA DE LAS PRINCIPALES NACIONES EN EL ÁMBITO DE LA ECONOMÍA CIRCULAR

Bandera de Escocia
El gobierno escocés ha sido nombrado finalista en los premios de economía circular del mundo, The Circulars Economy Awards. Con empresas que elaboran cerveza a partir de viejos panes o que fabrican pintura industrial con restos de hortalizas de raíz, Escocia avanza en la carrera de la economía circular.

Se ha estimado que la creación de una economía circular podría ahorrar alrededor de 1.500 millones de libras esterlinas al año en Escocia, creando una nueva generación de empleos y habilidades. Se estima que también podría reducir las emisiones de carbono del país en alrededor de 11 millones de toneladas en 2050.

En los citados premios, el gobierno escocés, que ha situado a la economía circular en el centro de su estrategia económica y de fabricación, se enfrenta con la competencia de organizaciones públicas en Sudáfrica, China y Canadá. Los ganadores de  los Premios The Circulars serán anunciados en el Foro Económico Mundial de Davos, en Suiza, a finales de este mes.

Iain Gulland, director ejecutivo de Zero Waste Scotland, dijo que el país tenía un "compromiso al más alto nivel" con la creación de una economía circular, tema que constituye ahora el corazón de las estrategias económicas y de fabricación del gobierno.

En opinión de Gulland, Escocia lidera el camino para impulsar la innovación ya desde el antiguo modelo lineal de "extraer, fabricar y tirar" en un momento en que muchos países comenzaban a pensar en el potencial de desacoplar el crecimiento económico del uso de los recursos naturales.

Entre las empresas pioneras están Ogilvy Spirits of Forfar, que convierte las patatas de bajo grado en vodka, y CelluComp, de Burntisland, que crea una nueva generación de pintura industrial a partir de residuos de hortalizas de raíz.

Gulland añadió que el interés por el enfoque de la economía circular está creciendo en toda Escocia. "Ahora el reto ahora es continuar involucrando a las organizaciones con la economía circular en un momento en que los presupuestos son escasos y las empresas necesitan ver un rápido retorno de su inversión. Es por eso que Zero Waste Scotland continúa ofreciendo asesoramiento y financiación para proyectos con un enfoque de economía circular, ayudando a hacer realidad las ideas innovadoras".  

Gulland añadió que instar a las empresas a adquirir y arrendar productos duraderos que puedan ser reparados -como los sistemas de iluminación- ayudaría a impulsar aún más la agenda de la economía circular.