Facebook Twitter Linkedin Youtube
 
"De la cuna a la cuna" NEWSLETTER DE LA FUNDACIÓN PARA LA ECONOMÍA CIRCULAR

ENTREVISTA A SÍLVIA CALVÓ, MINISTRA DE MEDIO AMBIENTE, AGRICULTURA Y SOSTENIBILIDAD DE ANDORRA

Sílvia Calvó
Con motivo de la celebración de la “Primera Jornada Internacional de Economía Circular” en Andorra, el próximo 1 de junio, la Fundación para la Economía Circular ha entrevistado a Sílvia CALVÓ ARMENGOL, Ministra de Medioambiente, Agricultura y Sostenibilidad del Gobierno de Andorra.

Pregunta (P). En líneas generales, ¿cuál es la situación actual de la gestión de residuos de Andorra?

Respuesta (R). La gestión de los residuos en Andorra se rige por un Plan Nacional de Residuos elaborado por el Gobierno de Andorra con la participación de todas las administraciones locales, la sociedad civil y el sector empresarial, un plan que respeta la jerarquía de gestión de residuos europea y que marca objetivos y define las acciones para conseguirlas cada cinco años.

Actualmente se está trabajando de manera decidida en la prevención de la generación de residuos: 10 de las 21 acciones previstas para el periodo 2017‑2020 fomentan la prevención.

Disponemos de un sistema de recogida en contenedores en la calle para las fracciones segregadas como el cristal, papel/cartón y envases, y un servicio puerta a puerta para los grandes productores, el sector de la restauración, para recoger dichas fracciones.

En 2016, el 49 % de las fracciones de papel/cartón, cristal y envases se han recogido de manera selectiva y se han reciclado.

Este sistema se completa con una red de desecherías y minidesecherías, y los ciudadanos también tienen a su disposición sistemas de recogida selectiva con contenedores para las pilas, los teléfonos móviles o los medicamentos.

Para el Gobierno de Andorra, la colaboración pública/privada es muy importante, y por eso trabajamos estrechamente con la Asociación de Gestores de Residuos de Andorra (AGREDA) para simplificar procedimientos y seguir mejorando la gestión de los residuos.

Los desperdicios son tratados en un centro de valorización energética que produce el 2,4 % de la electricidad del país.

Pero la gestión de los residuos de Andorra necesita de la cooperación de los países vecinos, porque no disponemos de la masa crítica suficiente para tener centros de tratamiento o de reciclaje de todas las tipologías de residuos, y por eso se exportan, para ser reciclados, a la comunidad autónoma de Cataluña, respetando el principio europeo de proximidad.

P. ¿Considera que Andorra puede asumir los principios y objetivos planteados en el paquete de economía circular de la Unión Europea? ¿Dónde ve las mayores dificultades?

R. La economía circular empieza desde el «nacimiento» del producto. Por eso, tanto la fase de diseño como los procesos de producción tienen un impacto sobre la utilización de los recursos y la generación de residuos a lo largo de la vida de un producto. En Andorra, el sector de la industria productiva tiene poco peso y, por lo tanto, es difícil incidir en esta fase de la vida de los productos. Pero con la apuesta decidida del país para mejorar su sostenibilidad, estamos trabajando para desarrollar proyectos que faciliten a escala local los circuitos de consumo de bienes, servicios y energía, así como en iniciativas que transformen los residuos de nuevo en recurso.

P. ¿Qué está haciendo o prevé hacer su Ministerio para desarrollar la economía circular en Andorra? ¿Hay en ciernes una futura Estrategia de Economía Circular?

R. En Andorra, como he explicado antes, nuestra débil industria y la poca masa crítica de población residente que tenemos no nos permiten cerrar el ciclo de la economía circular dentro del propio país, sin embargo, debemos ser capaces de hacer nuestra parte del bucle e integrarnos en la economía circular mundial. Creo que en el ámbito de los residuos es, probablemente, donde antes lo conseguiremos. Nosotros entendemos que el conjunto de las medidas que hemos adoptado en la última revisión del Plan Nacional de Residuos para el periodo 2017-2020 se integran perfectamente en los preceptos de la economía circular. Pero queremos ir más allá, y de cara al periodo posterior a 2020 nos planteamos trabajar una estrategia de país de economía circular.

P. ¿Cree que es necesaria una colaboración con otros territorios como España o Francia para que Andorra pueda transitar hacia ese modelo circular? En tal caso, ¿cómo le gustaría que fuera dicha colaboración? ¿A todos los niveles?

R. No es necesaria, es imprescindible, y Andorra no puede ir hacia una economía circular sin contar con los países vecinos. Para nosotros, el círculo de la economía no tiene por qué hacer referencia a las fronteras administrativas, sino más bien al contexto y a la realidad territorial. Y de hecho, ya ahora, colaboramos con nuestros dos estados vecinos de forma permanente en el ámbito del medio ambiente: somos cabecera de cuenca y las aguas atraviesan fronteras; importamos casi toda la energía que consumimos, y una parte de los residuos —lo he explicado antes— son gestionados fuera del país. Las interacciones son evidentes y la cooperación transfronteriza es indispensable en todos los ámbitos.

P. ¿Existen ya iniciativas públicas y/o privadas en el ámbito de la economía circular en Andorra? En tal caso, ¿podría citar algunas de las más relevantes?

R. Sí, justamente estamos trabajando en una iniciativa que compagina la economía circular y la cooperación transfronteriza, y que va encaminada a fomentar la reutilización del textil.

El Ministerio de Medio ambiente, Agricultura y Sostenibilidad colabora en el proyecto «Economía circular», en el ámbito de la valorización de residuos textiles que promueve el Consejo regional de Occitania y la Agencia de Medio Ambiente y de Control de la Energía del Languedoc-Rosellón y Midi-Pyrénées, con la participación de otras instituciones, como el Consejo Departamental de los Pirineos Orientales, el Consejo Regional de Occitania, el Ayuntamiento de Bourg-Madame, Emmaüs France, y Càritas de Andorra, La Seu d’Urgell y Puigcerdà.

El objetivo principal de este proyecto es la recogida del residuo textil, la clasificación del material válido para su reutilización y la creación de una planta de valorización mediante el triturado del residuo textil para producir material de relleno y material aislante. La iniciativa también prevé la posibilidad de crear puestos de trabajo para personas en riesgo de exclusión laboral. Así mismo, el proyecto se enmarca en tres ejes prioritarios de actuación: garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles; asegurar el acceso a energías asequibles, fiables, sostenibles y modernas para todas las personas, y desarrollar infraestructuras resilientes, promover la industrialización inclusiva y sostenible y fomentar la innovación.

P.       ¿Cómo se puede compaginar el turismo de Andorra con el reto de la economía circular?

R. Trabajando para fomentar un turismo sostenible. Andorra está desarrollando productos turísticos relacionados con la promoción de la naturaleza y los bienes y servicios cercanos, apoyándose en la producción local – kilómetro 0. También estamos trabajando en una correcta gestión de los recursos en el modelo del turismo de invierno: agua, residuos, energía, tanto en el ámbito de las estaciones de esquí como en el del sector de la hostelería y de la restauración. En este sentido, desde el Ministerio se está trabajando con las asociaciones hoteleras para promover un distintivo ambiental que reconozca el esfuerzo de las empresas hoteleras para ser pioneras en la mejora de la sostenibilidad de su gestión encaminada hacia la economía circular.

La Primera Jornada Internacional de Economía Circular en Andorra

Será el próximo 1 de junio, cuando tendrá lugar la Primera Jornada Internacional de Economía Circular en Andorra, concretamente en el Hotel Cèntric ATIRAM.

Anabel Rodríguez, Directora Ejecutiva de la FEC, será una de las ponentes del bloque de Economía Circular, junto con Mr. François-Michel Lambert, Presidente del Instituto Francés para la Economía Circular, en el que explicarán las claves de este nuevo modelo de economía, así como las estrategias que debemos seguir para que esta transición sea posible.

Los objetivos de esta jornada internacional son reunir en un mismo escenario a todos los actores, en el ámbito medioambiental y el del reciclaje, para poner ideas en común, establecer y potenciar relaciones entre empresas andorranas y españolas. Así como también ver realidades diferentes en la gestión de los residuos, para intercambiar impresiones y avanzar de forma conjunta hacia la economía circular.

La jornada contará con la presencia de representantes del Gobierno, responsables de la gestión medioambiental de los andorranos, españoles, catalanes y franceses, para ver diferentes realidades, tanto de país como de autonomía. Algunos de los ponentes serán el director de la Agencia de Residuos de Cataluña, Josep Maria Tost;  Rafael Guinea, presidente de la Asociación de Empresas de Valorización Energética de RSU; y Marc Rossell, director del Departamento de Medio Ambiente del M.I Govern d’Andorra.

El objetivo de esta primera jornada internacional de economía circular es establecer una estrategia común de futuro, teniendo en cuenta las directrices de la Unión Europea, en cuanto al paquete de economía circular.

Este encuentro también hablará sobre la valorización energética, la motivación empresarial o la sostenibilidad del turismo, entre otras temáticas.

Aquí puedes ver todo el programa